Turismo sostenible

El turismo sostenible se define como una modalidad diferenciada del sector donde el turismo repercute de manera positiva en la localidad y que además, requiere de unos principios de sostenibilidad básicos para conseguirlo. Estos principios se ordenan en la mayor parte de una forma subjetiva, dado que se establecen a partir del sentido común de las personas y de un buen uso del sector donde viajeros y locales participan.

Entrelenguas fomenta el turismo sostenible en Ronda fusionando su actividad directamente con la localidad. En primer lugar, Entrelenguas persigue tener un impacto positivo sobre el medio ambiente respetando la naturaleza de Ronda y de la Serranía. Así, trabaja con voluntariado en ONG de Ronda para recuperar y limpiar los caminos, organizar actividad en los huertos urbanos para aprender sobre la agricultura local y fomenta la ayuda social con la participación de asociaciones que se comprometen con la comunidad. Entrelenguas, fomenta la cultura de Ronda a partir de la organización de eventos que incorporan directamente a la localidad. De esta manera, la música, el arte y la costumbre conforman la actividad cultural que ofrecemos en el centro. En tercer lugar,

Entrelenguas fomenta una filosofía orgánica en el centro permite obtener una mayor calidad y autenticidad en el trabajo que se realiza. La actividad de turismo que Entrelenguas ofrece protege así, el producto local, estacional y natural de Ronda y de la Serranía. Organizamos actividades que se diferencian del resto por contar con un elevado valor sostenible que contribuye a generar ingresos en el pequeño comercio y ofrecen a su vez la verdadera experiencia en Ronda.

El turismo sostenible se entiende como una forma de viajar basada en el respeto de los viajeros hacia las personas y lugares que se visitan mediante una mejor inmersión en la realidad del país y un intercambio cultural positivo entre ambas partes. Contribuir al desarrollo económico de la zona con el alojamiento en lugares gestionados por la localidad, consumir productos de comercio local, visitar y colaborar en la participación de proyectos solidarios que allí trabajen. En definitiva, una manera de viajar que tenga un impacto positivo tanto en la comunidad que se visita como en el propio viajero logrando así un viaje más real y auténtico en el marco de un escenario verdadero.

En definitiva, las experiencias durante los viajes no se crean, se encuentran.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print
X