Taller de Cocina | Cocinar juntos platos de otras culturas es viajar con el paladar

Con motivo del próximo taller de “cocinas del mundo” que organiza Entrelenguas hemos propuesto al responsable del área cultural del centro, Javier Criado, que comparta con todos su visión sobre lo que para él suponen estos talleres culinarios, en los que no solo se mezclan sabores, sino también idiomas y experiencias de vida.

“Entrelenguas nace con una vocación clara de unir a personas, y como hilo conductor utiliza la lengua; de ahí su nombre»

nos cuenta Javier. «Desde el principio apostamos por la cultura, entendiendo ésta de una manera amplia. Pero a su vez, hemos defendido siempre que la lengua de un lugar es una de las más claras manifestaciones de cultura; es difícil encontrar algo que defina tanto la identidad de un pueblo como su lengua.

De igual manera, a mi manera de ver el mundo, pasa con la gastronomía. Aunque por circunstancias históricas algunas marcas se hayan impuesto más que otras, como es el caso de la comida italiana, con su famosa pasta, el asado argentino o la paella española. Dentro de cada una de estas amplias zonas geográficas vemos particularidades que nos desgranan más de lo que pensamos su historia.

SalmorejoPor analizar un plato típicamente español, andaluz y que todos conocemos, que pueda servir como ejemplo de una manera clara, voy hablaros del gazpacho. Un plato que si bien podemos decir que está básicamente compuesto de tomate y verduras de temporada, habla también de la historia. Se trata de un plato popular, un plato cuyo producto principal abunda en la época estival.

Como ocurre con una fritá de papas con tomates, son platos simples a priori pero que contienen toda la fuerza y el sabor del huerto del sur de Europa. El cultivo de estos vegetales es un vestigio de la espectacular ingeniería agrónoma de la época de Al-Ándalus. Hace referencia este plato, por tanto, a lo rico de nuestro legado histórico, a la identidad de un pueblo tan especial y maravilloso como es el español, el andaluz. Cabe decir que aún hoy día se sigue utilizando el sistema de regadío, el sistema de acequias que se usaba en dicha época.

Palabra ésta que proviene del árabe, dato de interés para todos aquellos que estudien español dentro o fuera de nuestras fronteras. El plato nos habla del clima, una sopa que se toma fría, un remedio sin igual para calmar las altas temperaturas que sufrimos en el sur de la península ibérica. Un refrescante y nutritivo zumo de hortalizas, hecho en cada cocina según indica la tradición. Un exquisito bocado de la historia.

Lo mismo pasa con la comida de otros destinos, se comparten muchos ingredientes, pero sin embargo se crean sabores, esencias, características nuevas y sin duda diferentes. Aspectos todos estos que no hacen otra cosa que descubrirnos otra cultura, otro mundo. Que nos hablan de otras realidades, otro clima, otra manera de relacionarse, de conectarse con su entorno.

A pesar de que haya ortodoxos de la receta del gazpacho, de los ingredientes y cantidades que éste debe llevar, como bien se dice: cada maestrillo tiene su librillo. Así que no pierdas la oportunidad de meterte en la cocina de la mano de Entrelenguas y disfruta con nosotros de seguir creando historia, compartir aventuras y saborear la vida».

Viajar con el paladar, un lujo al alcance de todos. ¡Y este febrero y marzo nos vamos a Tailandia!

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
X