Entrevista con Sincerely, Spain

Aprender español en España | Entrevista con Sincerely, Spain

Nuestra blogger, Charlotte que hace poco estuvo de vacaciones en Granada, tuvo la oportunidad de conocer a Dani y a Claudia de Sincerely Spain, para investigar su punto de vista sobre cómo integrarse en España, sus consejos para visitar Granada así como sus vivencias para aprender español en España.

Entrelenguas: Entonces, Sincerely, Spain, ¡contadme un poco sobre vosotras mismas! ¿Qué pone la bio? Cómo os conocisteis, qué trabajo tenéis, de dónde sois, cuánto tiempo lleváis aquí, etc.

Dani: Pues, soy Dani y soy de Chicago, y diría que este es mi cuarto año aquí. He ido yendo y viniendo. Al principio, estudié en el extranjero en Alicante, en España, y luego fui a Granada tras sacarme la carrera que es perfecto para aprender español en España y para ser profe en una escuela aquí. Fue entonces que conocí a Claudia, en un intercambio de idiomas, pero también nos conocíamos ya por amigos comunes. La vida nos seguía juntando, ¡así que nos gusta bromear diciendo que solo somos amigas porque todos los demás se fueron! [Se ríen.] Pero, ¡es un poco así!

Claudia: Sí, ¡un poco! [Se ríen] Bueno, yo soy Claudia y vengo de Wisconsin. Me mudé aquí con 21 años para estudiar la carrera y, bueno, ¡nunca me he ido! Yo también he ido yendo y viniendo, pero este es mi sexto o séptimo año en Granada que es un lugar perfecto para aprender español en España y de ahí mi séptimo u octavo año en España. Trabajo con la fundación de la Universidad de Granada desarrollando proyectos financiados por la UE, lo que suena más guay que lo que es realmente.

E: ¿Por qué habéis escogido Andalucía para aprender español en España?

D: Para mí, no era que pensara en vivir en Andalucía, sino en Granada, concretamente. Cuando estudiaba en Alicante, mi programa organizó un fin de semana a Granada y después de ver la ciudad durante tan solo 2 días, sabía que para mí me quedaba mucho más que descubrir. ¡Así que quería volver cuanto antes! Así que me apunté en un programa que de hecho no era el programa de auxiliares, sino el programa Teach in Spain del CIEE, quien organiza programas para estudiar y enseñar en el extranjero, los cuales se tiene que pagar, pero es muy probable que te coloquen en la ciudad que quieres, y así tuve la oportunidad para regresar a Granada.

E: ¿Y tú, Claudia? ¿Viniste aquí para aprender español en España?

C: Efectivamente, y también porque mis padres decidieron mudarse aquí en 2009. Querían mudarse a Europa, buscaban un país de habla hispana, Europa porque mi madre es de Manchester: ¡así que, aprender español en España era una opción interesante! Y Granada porque se habla español, la ciudad tiene una comunidad universitaria muy activa, y la vida aquí no es demasiado cara.

E: ¿Crees que la comunidad universitaria ha tenido una gran influencia en vuestra experiencia en Granada?

C: Es una pregunta interesante, porque es cierto que la universidad trae consigo un montón de cosas buenas: hay muchos jóvenes, mucha vida nocturna, cultura, muchas actividades también, pero al mismo tiempo, hay muchos que pasan un año aquí con Erasmus y luego se van, hay muchos que solo viene a estudiar, y esto complica las cosas.

D: Estoy de acuerdo.

E: Y ahora una pregunta importante: En una escala del uno al diez, ¿cómo de integradas os sentís aquí?

C: El 8.5/9! Hombre, está claro que mi experiencia aquí no es lo típico para los extranjeros de Granada. Estudié aquí así que hice amigos en mis clases, juego al fútbol con un grupo de chicos españoles, la mayoría son de Granada, y soy parte de una asociación de la que todos los demás socios son españoles, y el 75% granadinos. Tengo una gran conexión con esta ciudad. Mi hermano pequeño hizo dos años de escuela secundaria aquí, lo que da lugar a una integración más profunda. Estudiar, luego ir a la universidad te hace conocer a muchas personas diferentes; si conoces a gente local, tienes una integración muy distinta.

D: Yo diría que no estoy así de integrada. Probablemente, el 5/6. Creo que han habido instantes en los que me sentía muy, muy integrada, por ejemplo cuando tenía compis españoles, cuando trabajaba en una academia, rodeada de españoles a todas horas, pero hoy en día convivo con mi prometido, trabajo desde mi casa, y aunque la integración requiere mucho esfuerzo, este año creo que no me he esforzado mucho por integrarme.

E: Así que, hay que trabajar para estar integrado.

C: Sí, ¡muchísimo!

D: Sin duda.

E: ¿Tenéis algunos consejos más concretos para extranjeros que quieren integrarse más?

D: Para mí, tienes que vivir con españoles. Es importantísimo. Si estás estudiando en el extranjero y te toca la oportunidad de alojarte con una familia anfitriona, es lo mejor que puedes hacer, y si no, pues, los compis españoles. Pero es difícil con los compis, porque puede que vivas una experiencia “española,” digamos, pero suelen ser estudiantes, así que quizás no sean de tu ciudad, si eso te importa.

C: Sí, porque es una cosa conocer a gente de Madrid que estudian en Granada, y es otra cosa conocer a granadinos.

D: Exactamente. Por ejemplo, si haces amigos que son de aquí, puede que te inviten a pasar un fin de semana o incluso las navidades con su familia, a la comida de domingo, y es menos probable que esto pase con otros estudiantes.

C: Tienes que exponerte, de manera emocional, también. Tienes que estar dispuesto a poder con lo todo. Si alguien te dice que quiere quedar para tomar un café contigo, y le dices que sí, puede que te cueste muchísimo trabajo para fijar fecha, y es aún posible que te dejan tirado, ¡y esto no significa nada! Tienes que pensar que, incluso si solo te avisa una hora antes, eso no significa que no quira verte, simplemente quiere decir que hacer algo así no es nada raro para él. Así que, tienes que seguir intentando, y tienes que estar abierto al hecho de que puedan rechazarte.

E: Sin duda, hay que ser consciente de todas esas cosillas culturales. ¿Tenéis algún consejo un poco más específico?

C: Pues, apúntate a un equipo de deporte o un gimnasio, haz una clase de pintura, de yoga; lo que quieras, para integrarte en el día al día de los españoles. Si formas parte de su día a día, van a estar mucho más dispuestos a aceptarte y a ser tu amigo.

D: También, antes de llegar a esa etapa, que la comunidad Couchsurfing es súper útil. Como sueles conocer a bastantes guiris como tú por Couchsurfing, es muy fácil hacer amigos con otras personas no integradas y luego te quedas atrapada en la red guiri. Pero también reconozco es importante tener aquellos amigos, pero, digo, conocerás a gente española allí, y a partir de entonces se trata de todo lo que Claudia acaba de decir, tendrás que imponerte y seguir haciéndolo.

E: ¿Cuántos años más o menos creéis que uno tarda en instalarse en un lugar? O sea, ¿qué se necesitan para que todo deje de ser tu nueva vida y empiece a ser simplemente tu vida?

C: Pienso que todo depende de tu nivel de integración. Por ejemplo, veo a mi hermano, y el lo hizo en un año, como mucho. Depende de tu edad, de la etapa de la vida en la que te encuentres, de con quién pases tu tiempo.  En mi caso, supongo que tardé dos años en sentirme integrada pero probablemente cuatro para llegar a mi vida actual. Los amigos que tengo ahora, no éramos muy amigos hasta este año. Es un proceso continuo.

D: Sí, coincido contigo en que todo depende de tus circunstancias, porque yo estuve 5 meses en España estudiando y no me sentía nada integrada, luego estuve 9 meses de profesora de inglés y no creo que hice muchos progresos, pero la próxima vez que volví a quedarme un año académico, sentía que lo había logrado. No sé si fue por la acumulación de mis previas experiencias o si fue por los compis que tenía, que también eran mis amigos, así que pasaba mucho tiempo hablando español. Creo que necesitas que las circunstancias sean las correctas.

E: Hablando de eso, ¿pensáis que todo depende de ti mismo si te quieres integrar?

D: Una gran porción, como el 80%.

C: Sí, yo suelo decir que la gente aquí no tiene por qué ser tu amigo, a no ser que le puedas demostrar que vales la pena. Porque te quedas aquí durante, no sé, 6 meses, un año, ¿dos años? Es muy difícil. Como persona que ha tenido que despedirse de amigos una y otra vez, es súper difícil convencer a la gente para que quiera invertir su tiempo en una amistad contigo, a menos que le puedas mostrar que «oye, que estoy aquí, que molo un montón y merezco la pena».

E: ¿Y qué tal el español? ¡No debéis ser modestas!

D: ¿Lo hacemos en plan una escala?

E: Para mí, un buen indicador es si puedes estar en una mesa, rodeado de españoles y tener un papel activo en la conversación.

C: [Se ríe.] ¡Bienvenida a mi mundo!

D: Sí, tú puedes.

C: Claro, oye, que mi vida está en español. Así que, puedo estar 6 horas en clases magistrales y no cansarme, y acabo de pasar 6 horas trabajando en un proyecto con un grupo de españoles comunicándome únicamente en español, claro. Creo que tengo el nivel C2, aunque no he hecho el examen. Obviamente, no hablo perfecto, y sigo haciendo errores con algunos puntillos gramaticales.

E: ¿Es así para ti también, Dani?

D: ¡Yo no tengo el C2! Es difícil saberlo, porque creo que mi nivel ha cambiado mucho, y como decía antes, actualmente no lo estoy prioritizando, ¡pero tengo el B2, de eso estoy segura! Pero aún no sé si podría…

C: Tu nivel es más alto que el B2, ¡tienes el C1 sin duda!

D: Vale, supongo que sí. Me siento capaz de imponerme cuando tengo la necesidad, pero a veces es que no me encuentro con ánimo.

C: ¡Eso es!

D: En plan, si la conversación no me importa, realmente, y sé que diga lo que diga, van a hablar por encima de mi, no me molesto en imponerme. Pero, por ejemplo, cuando estábamos en una reunión para organizar nuestra boda, y la mujer me decía que algo no era correcto, le dije que “¡que no, que sé que lo es!” [Se ríe.] Y creo que le sorprendió mucho que un extranjero se reafirmara. A veces algunas personas esperan que tú no tengas ni idea de lo que estás haciendo, y eso te puede frustrar muchísimo, y puede desanimarte o darte ganas de mejorar. Y me ha inspirado a mejorar, esa sensación de frustración.

E: Entonces, dependiendo de las personas con las que pases la mayoría de tu tiempo, ¿eso afecta tu español?

C: ¡Sin duda alguna! Tengo muchos amigos granadinos, así que he cogido algunas expresiones, y siempre que hablo español con una persona que no es de Granada, piensa en seguida que soy de Granada.

E: Ostras, ¡así que hablas así de bien!

C: Pero yo no hablo tan bien como mi hermano. Es literalmente imposible adivinar qué no es español. Pero ese es el resultado de pasar tanto tiempo con gente de aquí. Por ejemplo, yo sé si una persona pasa mucho tiempo con latinoamericanos. Si has aprendido español en Argentina, lo oigo, e igualmente si aprendes español en Málaga.

E: ¿Cómo compagináis vuestra inmersión cultural con mantener el contacto con vuestra familia y vuestros amigos de antes? Como tus padres están aquí, Claudia, debe de ser más fácil para ti, ¿no?

C: Por un lado, sí, y por otro, no. He perdido el contacto con muchísimos amigos. Desde que me fui de EE.UU. he vivido en 3 países distintos, en 5 ciudades distintas y he conocido a un montón de gente en todos esos sitios. Siempre quieres poder mantener el contacto con muchísimas personas, y la realidad es que no puede ser. Así que, por un lado, es muy fácil, porque mi familia está aquí, pero por otro, no tengo por qué hacer ningún esfuerzo para mantener las relaciones con muchas de las personas con las que crecí porque se han quedado allá, y yo no tengo por qué regresar.

D: Yo sí soy de los que pasan mucho tiempo hablando con amigos de su vida de antes. Pasa que mi mejora amiga está buscando trabajo, así que tiene mucho tiempo libre, y tenemos largas llamadas por Skype prácticamente todas las semanas. Lo mismo pasa con mis padres. Y no es que lo haga constantemente, sino consistentemente.

E: ¿Así que una parte de ti permanece en Chicago?

D: Sin duda.

E: Y, por último, ¿cuáles son vuestras mejores recomendaciones para un fin de semana en Granada?

C: ¡Tienes que visitar la Alhambra! Porque, fuera de Istanbul, nunca he visto algo de su clase. Es un pasote. Si no tienes el dinero, o incluso el tiempo, también se puede pasea por las partes exteriores. Y también se puede visitar otras partes sin pagar. También, tienes que ir al Corral de Carbon. Tras esos, mi lugar favorito es el San Miguel Alto, que es un mirador que da a la ciudad. El trayecto no es nada fácil pero merece la pena. También se puede llegar en autobús, aunque no recuerdo el cual.

D: Yo tengo dos consejos: el primero, que te desplaces a pie. Granada es lo suficiente pequeña para que puedas visitar todo lo que tienes en tu listado andando, pero también hay tantísimas más cosas que verás en camino. Perderse es lo mejor que uno puede hacer en Granada. Y aparte de eso, te recomiendo que conozcas los horarios de comer en España. Por ejemplo, si vas a un bar a las 6 es poco probable que te den comida con tu bebida, pero a partir de las nueve, sí que te la darán. Es importante saber que entre la 1 y las 4 de la tarde, y entre las 8, a veces las 9, y la medianoche, deberías recibir una tapa con cada bebida. Es muy raro que un bar no lo haga.

C: Sí, dudo que un bar pudiera sobrevivir aquí sin servir tapas gratis. Todo el mundo está tan acostumbrado.

E: ¿Hay algún espectáculo de flamenco que recomendaríais?

C: Hay muchos espectáculos turísticos pero aprender español en España también significa flamenco. Yo he asistido a 3 o 4, creo, y ¡creo que la mayoría son bastante buenos! Para poder bailar flamenco, te tiene que encantar; esto lo verás en cuanto asistes a una actuación. También he visto espectáculos privados, que son buenísimos, pero hace falta que estés un poco enchufado, o tener una relación con una escuela de flamenco que monte actuaciones. Pero en realidad, la mayoría de los espectáculos turísticos son muy buenos.

D: Sí, he llevado a prácticamente todos que me han visitado al Chien Andalou. Creo que es de una calidad muy buena. Os aconsejo que compréis vuestras entradas de antemano. Es posible comprarlas el día mismo del espectáculo. Además, deberíais pagar las entradas de la primera fila. Son 12€ en lugar de 10€, y podrás sentir la falda de la bailaora cuando esté dando vueltas. Te sientes muy metido. Y como ha dicho Claudia, es una experiencia turística, pero da la impresión de ser auténtico.

E: Entonces, ¿dónde os veis dentro de 5 años? ¿En Granada todavía?

C: ¡Dentro de 6 meses no estaré en Granada! Tengo un proyecto en Finlandia. Pero dentro de 5 meses, quizás.

D: Yo creo que sí. Me siento muy bien instalada aquí, mi prometido acaba de comprar un piso, así que creo que estaremos aquí dentro de 5 años.

E: Pues, ¡muchísimas gracias chicas! Ha sido un placer hablar con vosotras, y por favor, ¡seguid escribiendo el blog!

C: Igualmente. No te preocupes, que tenemos la intención de seguir escribiendo para todos los que decidan aprender español en España puedan seguirnos y aprender de nuestra experiencia.

D: ¡Esperamos que siga teniendo éxito dentro de 5 años!

¿Te relacionas con alguna parte del artículo? ¿Tienes otros consejos para extranjeros que viven o quieren aprender español en España? ¡Contacta con nosotros por info@entrelenguas.es y estaremos encantados de leer tu propuesta!

 

 

 

 

Hashtag # aprender español en España

Artículo para todos los interesados en: aprender español en España

aprender español en España

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
X