Andalucía es deliciosa

Tasty Andalucía con entrelenguas

Coge a cuatro bloggers, agrega un poquito de actividades culinarias, una cucharada generosa de la cultura local y tendrás la receta perfecta para un viaje con Tasty Andalucia. De @iznoble.

Es extraordinario que sólo una conversación pueda despertar tan rápido el apetito.  Un lunes típico por la mañana el teléfono iba a traer mucho entusiasmo a Entrelenguas porque ofrecería una invitación a un tour gastronómico por Andalucía. Como amante de la buena comida, no podía perder la oportunidad de darme el gusto así que a mediados de noviembre salí para Málaga, con muchas ganas de confirmar asistencia a la invitación que me había abierto tanto el apetito: un viaje con Tasty Andalucia.

 

BODEGAS SEDELLA

Primero: un viaje a una bodega en Sedella, un pueblo en las montañas que se sitúa a una hora de Málaga. Después de subir a toda pastilla la ladera, luchando contra el mareo antes de que incluso hubiera comenzado, llegamos a la bodega. Los inviernos húmedos de Sedella proveen el clima perfecto para la vinicultura y nuestra lluviosa bienvenida no fue excepción a lo normal.  Aunque fue la niebla gris la que nos había dado la bienvenida, nuestro guía nos aseguró que las vistas de las montañas fueron normalmente espectaculares. De hecho, fueron estas vistas las que deslumbraron al enólogo Lauren Rosillo y le alentaron a instalarse en Sedella. Mientras estaba de vacaciones aquí en 2006, se enteró de una uva indígena, la Romé, perdida hace mucho tiempo, y decidió ahondar en este misterio. Hoy en día, en Sedella se encuentra un nuevo viñedo orientado al norte, y otro viñedo recuperado orientado al sur, no operativo desde los años cuarenta, y Sedella fabrica tres variedades distintas de vino. Sus actividades se centran en conservar las técnicas agrícolas de los antepasados: Sedella es uno de los pocos viñedos comerciales que utilizan arados tirados por burros para trabajar la tierra. Por supuesto ¡hacer subir un tractor una cuesta de 45 grados sería una ardua lucha! Para producir un vino natural de buena calidad, Rosello evita usar los pesticidas y utiliza recetas e infusiones tradicionales casi como si estuviera formado en hechicería: rocía generosamente sus vides con agua destilada de manzanilla para luchar contra las fuentes de la infección. Ha introducido también las arañas al viñedo para eliminar los insectos que podrían sembrar el caos. Cuando descubrí una de esas arañas en mi copa de vino, me dijeron que no dijera nada a los demás porque se quejarían. ¡Me parece que las bromas de camareros no cambian entre países!

PRIMAFLOR

En España, a menudo es fácil pensar que tus cinco porciones recomendadas son de jamón y no de frutas y verduras. Llega el martes y por la mañana estábamos de camino a Primaflor para conocer a un hombre que tiene como objetivo animar a los españoles a comer más verduras. Primaflor es un negocio familiar que tiene sus raíces en la floristería. Originalmente producía los claveles para un mercado alemán, lo que ha inspirado el nombre que evoca imágenes de Lederhosen y Oktoberfest más que las planicies quemadas por el sol de Andalucía. Desde entonces, Primaflor ha explorado nuevas ramas, tales como variedades de ensalada. Radicado en Almería, donde tienen 6400 hectáreas de tierra, el reto más grande que enfrenta la empresa es la escasez de agua. Sin embargo, un sistema hidropónico ingenioso ayuda a la empresa a aprovechar cada última gota, al reciclar el agua en la que cultivan las lechugas. La agricultura es una gran parte de la vida en esta región; familias enteras, de nietos a abuelos trabajan para Primaflor. De hecho, en una reciente cena en celebración del hecho de que la empresa ha cumplido 40 años, reconoció el trabajo duro de veinte empleados que habían trabajado para Miraflor durante 30 años al presentar unos premios. Por casualidad, el CEO Cecilio Peregrín me explicó que si hubieran galardonado a los empleados que habían trabajado en la empresa durante 25 años o más, la cifra habría triplicado a unos 80 empleados: un ejemplo de los ingeniosos principios de negocio que han permitido que la empresa florezca. Partimos de Pulpí camino a la capital epónima de la provincia de Almería, la yuxtaposición del mar hermoso a la derecha y el llamado ‘mar de plástico’ de invernaderos, usado para producir muchas frutas y verduras a la izquierda, me impresionó. Por casualidad, Primaflor fabrica un invernadero un poco más exclusivo, el restaurante de Rodriga de la Calle que lleva una estrella Michelin: ‘El Invernadero’. Durante mi próximo viaje con #TastyAndalucia, ¡me encantaría visitarlo!

LA LONJA DE ALMERIA

Al llegar a Almería, teníamos ganas de llegar al puerto con tiempo para ver los barcos que venían con la pesca del día. Trajeron todos tipos de pescado y mariscos, incluso las famosas gambas rojas, típicas de la región. Acompañados por la bióloga marina local Elvira Morote, nos llevaron a la subasta de todo el pescado fresco. Hace diez años, la subasta fue un evento más musical dado que cantaban la puja, pero hoy en día cada comprador o compradora tiene un mando a distancia con el que pueden realizar una compra – ¡un lujo moderno! Aún mejor, no hay que comprar cantidades de pescado para un restaurante para aprovechar este bajo precio. Un nuevo proyecto, ‘Del Barco a la mesa’, hace disponible el pescado fresco a un precio barato por todo España. Elvira y su equipo, entusiastas a combatir la última caída en el consumo habitual del pescado fresco entre los jóvenes, han lanzado una plataforma de compras en la que se puede comprar el pescado directamente del puerto. No hay que ir a pie a la pescadería, ¡hay que simplemente poner una macarela en tu cesta en línea como harías al comprar una nueva camiseta de ASOS! Tu pescado elegido se despachará al cabo de dos horas después de llegar en barco e incluso incluirá consejos para asegurar que el pescado sea fresco. El pesado debería tener ojos redondos, escamas brillantes y branquias rojas vibrantes: todos indicios de que no ha perdido mucha agua y que está fresco del mar.

BODEGAS MUÑANA + QUESOS DE LEYVA

A primera hora el miércoles, fuimos tierra adentro hacia Granada para visitar otra bodega, ‘Bodega Muñana’ para disfrutar de unos quesos locales artesanales. Una vez más, la subida al viñedo no era apto para cardíacos, nuestro camino elegido presentó muchas curvas cerradas, sin embargo esta altitud es esencial para la producción en Muñana. Situada 1100 metros sobre el nivel del mar en el lado del norte de la Sierra Nevada, la nieve rica en minerales de esta sierra proporciona la irrigación perfecta a la viña. Las Cuevas en las montañas sirven de cavas y proveen las condiciones ideales para la maduración de sus famosos vinos de Delirio, conocidos por su fuerza y la inducción de sentimientos del ‘delirio’ entre sus consumidores. Después de asegurarnos de que son las cinco en algún sitio, empezamos la degustación de vinos de edades diferentes. Los vinos más jóvenes solían tener un tinto violeta, mientras que los más viejos tenían un tinte marrón más oscuro gracias a un periodo de envejecimiento más largo en barriles de roble francés. Entonces, conocimos a Ignacio de Quesos de Leyva, un fabricante de queso artesanal que produce varios quesos curados, semicurados y variedades frescas hechas de leche de oveja. Explicó el proverbio antiguo español: ‘haga lo que haga, si compra vino, no deje que se lo sirvan con queso’ porque los sabores fuertes pueden distorsionar el paladar. Sin embargo, seguro que estaba confabulado con Muñana porque sus consejos fueron seguidos por una ración generosa de sus productos más finos. Tengo que admitir que nadie se quejó porque la selección que nos presentó fue deliciosa, hasta el punto de que comimos todo – incluso la corteza (ésta podía ser consumida, dado que fue completamente orgánica en lugar del queso normal que se compra en el supermercado, que se cubre por plástico). ¡Nos marchamos de Muñana a punto de reventar y muy contentos!


CASTILLO CANENA

El jueves tuvimos el placer de pasar el día en el castillo de Canena, un fabricante de aceite de oliva biodinámico. Envuelto en guantes y bufandas para luchar contra el viento polar de noviembre, visitamos los olivares para ver la cosecha brutal que se llevaba a cabo.

Primero, una máquina vibrante mece el tronco del árbol para sacudir las aceitunas de las ramas, antes de que un equipo de obreros armados con palos le dé al árbol una buena paliza para recoger a las aceitunas restantes. Por casualidad, un equipo de televisión filmaba un documental sobre la cosecha de aceitunas mientras estábamos allí, así que en la búsqueda de la toma perfecta algunos árboles pobres aguantaban más que unas palizas, siendo ‘cosechados’ más de una vez. Como dicen, ¡no hay negocio como el espectáculo! Dejamos los olivares para almorzar en la granja, un plato de arroz tradicional de campo cocido sobre una fogata, sin olvidar de limpiar nuestros zapatos lodosos cuidadosamente antes de poner el pie adentro. Crear un aceite completamente biodinámico viene con sus propios desafíos: el castillo de canena tiene que producir todo su compost, al utilizar el estiércol de las ovejas que viven en la granja.

A pesar de haber destruido un nuevo par de deportivas de marca, ¡sabía que el barro sobre mis zapatos era orgánico y biodinámico! Pasamos la noche en el castillo de la finca, que proporcionó un entorno particularmente real para la degustación de aceite de oliva y la cena. Originalmente una fortaleza, el castillo fue comprado por Francisco de los Cobo, Secretario de Carlos I, como regalo de boda para su hija – un regalo que deja en evidencia el tostador habitual! Lanzó un gran proyecto de renovación de estilo bricolaje, adaptando el edificio para crear un palacio adecuado por la llegada de su hija y su nuevo marido.

Disfrutamos de una cena espectacular en la sala de banquetes del castillo y cada curso incorporó un aceite de oliva diferente: de ahumado a infusionado por cítricos. La degustación de aceite de oliva es un asunto serio y el aceite se sirvió en una botella opaca para evitar que los catadores fueran influenciados por su color. Al cambiar de un aceite de oliva a otro es importante limpiar su paleta con algo ácido – las opciones populares incluyen rebanadas de manzana o bocados de champán (¡ y sé cuál preferiría!)

Tasty Andalucía

A primera hora el viernes, cuatro blogueros con caras de sueño volvían deprisa a Málaga para coger el avión a casa. Llenos de historias y recetas para compartir con sus familias y amigos, despedimos a Tasty Andalucia.

#Andaluciatienegustoa vino, aceite de oliva, queso, pescado fresco, verduras de temporada…. ¡y mucho más! Embárcate en tu propio viaje de descubrimiento para descubrir la excepcional gastronomía de nuestra región.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
X