Aprender español fuera del aula

Aunque la gramática, la conjugación y el vocabulario son fundamentales a la hora de aprender español, descubrir la cultura y la pragmática del idioma tiene igual importancia. Hay cosas que son difíciles de estudiar en clase ya que hay que vivirlas para entenderlas por eso, aprender español fuera del aula nos permite poner en práctica los conocimientos teóricos y dar un paso más en el aprendizaje del español.

En definitiva, aprender español fuera del aula es sumergirse en la comunidad local y para entender la cultura que se esconde detrás del español, es imprescindible conocer a las personas y compartir su vida cotidiana. Y es que, el hecho de conocer a gente nueva te enseña todo lo que no se estudia en clase.

¿Quieres saber algunas ideas para aprender español fuera del aula?

En primer lugar, vas a tener la oportunidad de aprender la jerga local, expresiones útiles y también el español coloquial. En definitiva, todo lo que vas a necesitar a la hora de comunicarte con otras personas. A todos nos ha pasado por lo menos una vez, hablar con alguien y que este último sonría. No por haber hecho una broma sino porque lo que hemos dicho sonaba demasiado formal, coloquial o no apropiado al contexto. Cuando practicas el español en un entorno real, vas a entender en qué contextos utilizar una u otra expresión y hablarás español de forma más natural.

Igual que en otros países, en España podemos distinguir varios acentos. Familiarizarse con ellos (y el vocabulario específico en cada región) es importante, ya sea el castellano puro y duro que solemos escuchar en la escuela o el andaluz. De esta forma, puedes entender el español en cualquier lugar de la Península. Te darás cuenta de esta riqueza lingüística solo cuando hables con la gente local. En resumen, aprender español fuera del aula te permite pasar un buen rato con nativos y hacer lo que te guste mientras mejoras tu nivel. ¿Se puede pedir más?

 

Y si no sabes cómo aplicar estos consejos, te damos algunos ejemplos:

  1. Si te gusta el deporte y además eres aficionado al surf, puedes compaginar tu pasión por el español con este deporte. En la playa de El Palmar, en Cádiz, la escuela Big Wave Surf School es un lugar perfecto para combinar la enseñanza de surf con aprender español. Es una buena manera de integrarse en un grupo, conocer locales, compartir el día a día y practicar español.
  2. Si te gusta el vino, ¿qué te parece aprender español en un viñedo? Samsara es una bodega con una viña situada en Ronda, en la provincia de Málaga, donde tendrás la oportunidad de catar excelentes vinos mientras hablas con los lugareños de la zona al mismo tiempo que practicas español.
  3. En la ciudad de Málaga te proponemos un plan distinto para conocer la city. Si te pierde la comida y aprender más sobre los ingredientes y las recetas que han hecho famosa esta localidad Spain Food Sherpas es sin duda lo que necesitas. Conocer locales y visitar los lugares más recónditos es posible. Visitar los mercados, probar la comida y conocer gente te ayudará a practicar español mientras haces turismo gastronómico.
  4. El Turismo Naranja ofrece un sinfín de posibilidades para conocer a la comunidad local de los destinos y esta justamente es la mejor forma de aprender español. Conecta con los eventos culturales y darás con la tecla para manejar el español como nunca habías pensado. La plataforma Ocioon te ofrece un servicio para que estés al tanto de todas las novedades culturales cuando visites Málaga. ¡Qué no falte en tu móvil!

Sin duda, aprender español es mucho más que una clase y un profe. Por este motivo, aprovechar tu día al máximo con actividades y encuentros que faciliten tu aprendizaje te ayudará a mejorar pero sobre todo a conocer a más personas que te ayuden en el camino.

 

Photo by Jade Masri on Unsplash

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.